martes, 23 de septiembre de 2014

¡No te habla, te baila en la cancha!

RIVER 4 - INDEPENDIENTE 1

El gran refuerzo de River y el creador de la sensación del fútbol argentino. (Gentileza Federico Peretti)



Te aplasta, te aniquila y te baila. Esa es la actualidad de River ante cualquier equipo que se le ponga adelante. Y más cuando un equipo como Independiente subestima al mejor equipo de fútbol argentino por escándalo.
A los 4 segundo de haber comenzado el partido, y sacando Independiente, River ya había recuperado la pelota. Una vez más el rival quedó reducido a sólo un intento de jugar. Este equipo no te deja jugar, te ataca en todo momento y te somete a una presión pocas veces vista. Con un trabajo que empieza en Mora, que es el primer defensor de este equipo y termina en un excelente arquero, que ataja la que tiene que atajar. Todo parece funcionar a la perfección y la gente enloquece de alegría. River está mostrando partido tras partido que parece ser imbatible. Falta mucho y la ilusión ya no se puede frenar.

River pasó por arriba a Independiente. Con un equipo que intentó atacar pero que jamás pudo ni siquiera acercarse a River, más allá de esos minutos posteriores al descuento de Mancuello. El equipo de Gallardo además volvió a mostrar temple para superar dificultades en medio del partido, esta vez con la lesión de Kranevitter. El buen funcionamiento del equipo y la claridad táctica hacen que puedan cambiar los nombres pero el funcionamiento no se resienta durante el partido.

Una vez más, y gracias a la precisión de Pisculichi en la pelota parada, River pudo ponerse rápidamente en ventaja. Independiente abusó del juego brusco y River ya ganaba desde el comienzo. Gran partido de la grata sorpresa en este plantel llamada Pisculichi. Que no sólo hace hacer goles sino que también los hace él. A partir de ahí y como manda el ADN de este equipo jamás especula. No se tira atrás y busca más goles. El travesaño se lo impidió a Sánchez tras un pase magistral de Teo. Y apareció el segundo gol tras un disparo espectacular de Rojas, la gran figura de esta nueva goleada de River. Golazo desde afuera del área para estirar la ventaja. No creo exagerar si digo que Rojas hoy está entre los 3 mejores jugadores del momento en el país. Una rueda de auxilio de todo el equipo, suma un despliegue fundamental para este sistema de juego. Distribuye bien el balón y hasta es el encargado de manejar los tiempos del partido. Gran momento de Rojas, ya no tanto de doble 5 como con Ramón, sino una pieza fundamental en ataque.

El segundo tiempo siguió mostrando un Independiente que quería atacar. Logró tener el balón, logró descontar incluso. Pero River siguió buscando y presionando hasta que Teo hizo equivocar a Tula y Rodríguez y liquidó el partido definitivamente. Lo que siguió fue un show de toques, lujos y fútbol que brindó River a la multitud que lo fue a ver. Y el premio final del golazo de Mora, gran quite de Ponzio tocando de primera, pase lleno de talento del prometedor Martínez y definición de crack de Mora.

Sin palabras se quedó el técnico del equipo de Avellaneda. Sin palabras aquellos que hablaron de las supuestas falencias del equipo del técnico del momento: Marcelo Gallardo. River como equipo conmociona el mediocre fútbol argentino. Está demostrando un nivel superlativo y superador de todo el resto de lo que se ve. Trabajo de equipo y niveles individuales que superan rendimientos anteriores. Con la fortaleza que trae un equipo campeón pero con noticias nuevas que potencian sin límite. Se pelea en los tres torneos, sigue estirando la diferencia con los otros equipos y muestra una capacidad de gol muy positiva. Falta mucho es verdad, pero lo que vemos demuestra la vigencia de un estilo que es el ADN de la historia riverplatense.

La gran figura fue Rojas, después el gran trabajo de siempre de Sánchez y Vangioni. Todo el equipo se mostró sin fisuras y hasta el cuestionado Ponzio cuando ingresó pudo rápidamente adaptarse al equipo. El único mal momento del domingo fue sin dudas la lesión de Kranevitter, que ya está confirmado que no juega hasta el año que viene. Es una baja muy importante en el sistema de juego de River. Ojalá Ponzio recupere algo de su nivel y pueda estar a la altura del reemplazo.


Gallardo muestra un enorme sentido común. Serenidad al declarar, madurez para trabajar y sentido común en las decisiones. Gracias Muñeco, de tu mano y tu inteligencia estamos viviendo un momento único. ¿Ganó River? No sólo eso, te habló y te bailó Independiente…te puso en tu justo lugar. Promediando el segundo tiempo, cuándo River buscaba el 5º gol, bajó de la tribuna ese famoso canto…se acuerdan…”es un afano…suspéndalo….”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada