domingo, 26 de octubre de 2014

Gana siempre

Rafaela 1 - RIVER 2




De la zurda de Pisculichi comenzó el fútbol de River. (gentileza LPM)



























A River le sobre carácter. Le alcanza con 15 minutos de buen juego para ganar partidos importantísimos como éste que ganó en Rafaela. Una vez más, y a pesar que todos hablan del cansancio físico, este equipo liquidó a su rival en el segundo tiempo.

River muestra como equipo una capacidad de reacción ante la adversidad pocas veces visto. No juega bien, pero siempre muestra una personalidad arrolladora. Gana los partidos en todos lados, siempre y ante cualquier rival. Hizo 31 puntos en 13 fechas y no se cae nunca. El domingo pasado contra Belgrano no brilló y hace tres goles. Hoy tampoco brilla pero te gana en una cancha difícil y ante un rival que de mitad de cancha hacia arriba tiene cosas interesantes.
Además cuenta siempre con individualidades que cuando el funcionamiento colectivo no aparece desnivelan. Tener un especialista como Pisculichi hace aprovechar a fondo las oportunidades que se presentan. Y Rafaela había mostrado fragilidad defensiva que aprovecho Rojas para ganar el partido. Al final perdió goles increíbles y se terminó sufriendo con esa pelota que sacó Maidana en la línea.

A este equipo tampoco lo presiona que sus seguidores  ganen. Todos sentados frente al televisor y esperando que pierda. Esa presión como dice su técnico, siempre motiva y mantiene al equipo en un gran nivel.

Ese primer tiempo mostró algunos errores. Sobre todo en el retroceso y en el andarivel izquierdo. Mal partido de Vangioni y Mercado. Teo jugando esos partidos que parece que la cabeza está en otro lado. Fue importante lo de Mora en el sacrificio y aportaron mucho cambio de ritmo y aire nuevo los cambios. Hace tiempo que a Barovero le vienen haciendo goles desde lejos, pero después volvió a ser clave en una atajada que impidió el 2 a 0 de Rafaela.

El pibe Rodriguez no mostró su mejor versión. Tiene menos marca que Kranevitter y el medio se puede complicar. En el segundo tiempo Gallardo hizo retroceder a Pisculichi, mejoró Rojas y el pibe entonces estuvo mejor rodeado y tocó la pelota con más claridad. También se afianzó la defensa y el equipo apareció más compacto.

Ya la ilusión tiene cada vez mas forma. El equipo derrocha personalidad y parece que nada lo detiene. Muestra capacidad de reacción y buen juego. Habrá que ir partido a partido entre el torneo local y la Copa, mostrando que este plantel tiene recambio y que hay un técnico que siempre sigue arriesgando. Confiamos en un técnico que crece y demuestra algo más en cada partido


Cuando terminó el primer tiempo muchos se ilusionaban con que el puntero se caía. 20 minutos de intensidad bastaron para que todo volviera a la normalidad. Crece la ilusión, pero sobre todo el orgullo de estar viendo un equipo que responde a la esencia más propia de River. Ganar siempre, ir al frente y no perder nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada